Brakedown!

No se porque pero hoy tenía ganas de verte, no se porque me entristeció como nunca antes saber que no vienes a mis brazos, saber que no compartiremos nuestro tiempo habitual. Sentiste mi cambio al expresar tus palabras, tal vez no apreciaste el verdadero sentimiento que broto de mi corazón al escuchar los fonemas de tu voz.

Enrareciste tu comportamiento inclusive me llamaste por mi nombre (cosa rara pues siempre utilizamos adjetivos para nombrarnos con cariño) y como muchas otras veces… no te entendí.

Se que tienes dificultades, te comprendo, pero hoy, tal vez mañana, y probablemente el domingo… necesito de ti. Tengo un nudo en la garganta!.

😥